REPETICIÓN

Los ojos de quién ha visto la muerte nunca más vuelven a ser los mismos.” Gran Maestre In Perpetuum.

¿Esa es mi novia? ¿Mi mujer? Que distante está de su imagen de niña alegre, que me esperaba a la salida de la universidad con su cara llena de risa, sus cabellos arremolinados en franca rebeldía y su falda corta desde donde asomaban sus largas y delgadas piernas.

Frente a mí, en el silencio de esta noche, me mira con sus intensos ojos verdes. Parece que brillaran. La muerte que ha abrazado con tanta conciencia la vuelven más profunda, intensa, como el paraje que sólo ella parece ver.

Su falda está sucia, y se arrancó las mangas de su camisa, revelando brazos tan delgados como sus piernas. Pero me mira con una fuerza tan irresistible que no puedo, y no quiero, escapar.

Me va a enseñar lo que ella observa, lo que siente, lo que hay afuera de la cotidianidad de la luz. Me va a llevar por territorios que sólo visita la noche. Me va a envolver en sombras y me protegerá, me acurrucará y esconderá de las personas cotidianas.

Esta bien amor. Llévame, aléjame de estos hombres de colores y sonrisas… llévame, llévame…

¿Qué? ¿No quieres llevarme? ¿Por qué? Yo quiero estar contigo, acepto el dejar de vivir a la luz, puedo irme contigo a tu tierra, si quieres llevarme…

¿No? ¿Me niegas? ¿Cómo puedes negarme? Te pusiste así después de ver la tierra de la noche, ¿verdad? Pero amor, por favor…

¿Cómo que no voy a soportarlo? ¿Crees que no puedo dejar a mis amigos, a mi familia? ¡Claro que sí! Mira, saqué todos mis ahorros, aquí están ¿ves? Podemos irnos a la carretera, comprar lo que necesitemos para el viaje.

¡Oye, ven, vuelve aquí! ¿Me estás ignorando? ¿ME ESTÁS NEGANDO? ¿ME ESTÁS DEJANDO, TÚ, MALDITA PUTA EGOCÉNTRICA? ¡NO ME DEJES! ¡TE DIGO QUE NO ME DEJES! ¿ADONDE CREES QUE VAS?

No me vas a dejar ¿me entendiste? No lo vas a hacer, porque yo me voy a ir contigo, así que.. ¡TE ZAMARREO TODO LO QUE QUIERO! ¡NO ME DIGAS QUE HACER Y QUE NO! ¡NO ME VAS A DEJAR!

Maldita puta gótica… mira, traje todo conmigo. Tu foto, tus dibujos, tu perfume en mi bufanda. Estoy listo, vamos…. vamos he dicho… ¡VAMOS TE DIJE NO ME HAGAS PONERME VIOLENTO! ¡QUIERO VER! ¡QUIERO SENTIR LA MUERTE! ¡NO ME HAGAS… TIRONEARTE!

¡VAMOS! ¡VAMOS! … vamos… por favor…

Por favor… no me dejes… no me dejes de nuevo… mira, ya quemé tu foto, de nuevo… ya te estás yendo… no te vayas de nuevo… por favor… no me dejes aquí con ellos…

No me quiero dormir, doctor, no me haga dormir… no sueño nada… el pinchazo y negro… negro y vacío… nada…

No me quite… su dibujo… por favor..

Nada. Viene.. la nada.