Lo tengo en la mano, ¿lo ves? Puedes tomarlo si quieres, no seas tímido. Eeeso, así, sujétalo con suavidad.

No coloques esa cara de asco si ya te había dicho que era viscoso… ¡Junta los dedos, que se está chorreando! No porque parezca hecho de moco significa que no le duele una caída.

¿Si muerde o pica? Un poco, si se siente incómodo, pero no te preocupes. Tendrías muy mala suerte si fueras alérgico a su mordedura.

¿Que te parece? Único en su tipo. Veo que no te gustó mucho, pero eso pasa siempre al principio. Fijate en la superficie de su piel y verás algo impresionante… fija un poco más la vista, no te desconcentres…

¡Exacto, se transparenta! ¿Ves esos patrones internos de su cuerpo, los que parecen espirales? Dale un minuto… ¡Si! ¿no te parece maravilloso? Se unen aleatóriamente para formar triskeliones. Y ahora comienza a cambiar de color, y espera un momento más… en silencio…

¡No lo sueltes! ¡Con cuidado que el único que queda! Tranquilo, pásamelo si no te gusta.

Te asustaste cuando comenzó a cantar. Escúchalo en mi mano, acerca tu oído para escucharlo mejor… así… muy bien… ¡NO… TE… RESISTAS…! ¡NO QUIERO… QUEBRARTE… EL CUELLO! ¡DEJA QUE ENTRE… CONDENADO..!

Ufff, eres muy… mucho más fuerte.. de lo… eso… Pero ya está. ¿Más tranquilo?

Ahora lo entiendes todo, ¿verdad? Ahora sientes su caricia en el interior de tu oído. Tranquilo, se pasa… y todo se vuelve mejor después.

Todo va a estar bien. Como yo, ¿viste? Yo también tengo uno en mi oído, y te contará cosas tan hermosas como a mi. Ahora te tocará llevarlo y presentárselo a un amigo.

No te preocupes. De ahora en adelante, él siempre te dirá qué hacer.